Google+ Followers

lunes, 12 de marzo de 2018

Los piojos no son asunto de juego


Esto va porque a veces creemos que este tipo de epidemia se da solo en colegios, donde los niños comparte todo: sus objetos, juegan y tienen roce constante unos con otros.
Pero resulta que los piojos son una amenaza para todo el mundo y más para los adultos que estamos como en otro mood respecto a ellos, pensando que a nosotros no, nos va a pasar.

Es precisamente este el motivo por el que estamos más expuestos a tener estos visitantes molestos y sus congéneres las liendres.

Aunque los piojos no vuelan y no se pasan de un cabello a otro, si se contagian a través del uso de objetos personales, como un peine infestado de una amiga, del salón de belleza, de la indita que hace trenzas en la playa, e igual de una pañoleta, una visera o un sombrero.

Lo peor es el estigma que tienen estos insectos, pues muchas personas piensan que son sinónimo de gente sucia, pero ojo, esto no es así, los puede tener tu mejor amiga que siempre luce esplendida o el amigo que le gusta viajar a los mejores sitios y que siempre se ve impecable.

Y algo que es importante comentar es que hay personas que no tienen el clásico síntoma de comezón excesivo, a veces no lo hay, aún en etapas críticas, así  que pueden vivir en ti por mucho, mucho tiempo antes de que te des cuenta.

Y entonces si a buscar el mejor remedio:

-Teñirte el cabello (si mata a los piojos pero no a sus hijitos, que entonces no los vas a distinguir porque se van a teñir)
- Agua caliente y vinagre, para quemarlos de alguna manera, pero ellos sobreviven
- Productos en las farmacias, funcionan perfecto cuando la fauna es escasa, pero si ya el problema se ha convertido en una verdadera plaga, no sirve.
- Rociarte  insecticida, por supuesto que funciona, pero igual te intoxica.

Por eso, en esta ocasión te comparto de un sitio que está en la ciudad y que funciona, elimina estos insectos de tu cabeza (y de tu mente imagina el descanso) a veces en una sola aplicación y si son muy renuentes en dos como máximo con garantía de servicio.

Se llama “Cabecitas Limpias”, diagnostico gratuito. Ya con el resultado de la revisión, realizan una primera sesión en donde seccionan, aplican, aspiran y peinan.

En una segunda sesión revisan y se aseguran de que la cabeza haya quedado limpia. Entregan certificado de limpieza al 100% y te ofrecen un gel que actúa como repelente.

Porque hay que comentar que cuando has tenido piojos una vez, es seguro que en algún momento los puedas volver a adquirir, sino tienes cuidados, pues tu pH les agrada y por ende tienes una predisposición hacia ellos.