Google+ Followers

jueves, 1 de marzo de 2018

La importancia del calcio

A nuestra edad, este componente químico es uno de los más valiosos, ya que con los cambios hormonales, uno de los peligros a los que nos enfrentamos al llegar a la menopausia, es a la Osteoporosis.
Esta enfermedad en su gran mayoría de mujeres delgadas, como coinciden muchos ginecólogos, se debe contrarrestar, con el consumo de calcio, vitamina D y ejercicio, para mantenerlos huesos fuertes y maleables.
Los huesos son como un banco. El calcio que hemos tomado durante toda nuestra infancia, adolescencia y adultez, se deposita en ellos.
Sin embargo, si nosotros no ingerimos una cantidad suficiente de calcio, como es lógico, no hay manera de mantener el nivel de concentración en los huesos, y como en un banco, al que no se le inyecta efectivo, y solo tiene salidas, termina por vaciarse, así en los huesos se empiezan a volver porosos y susceptibles a fracturas frecuentes.
Por ello es muy importante comer alimentos ricos en calcio para mantener altos los niveles en sangre y mantener al mismo tiempo el banco de huesos repleto y fuerte.
La vitamina D por su parte ayuda durante el crecimiento a los huesos, básicamente apoyando al cuerpo a absorber el calcio que consumimos de los alimentos.
Esta vitamina del sol, como se también se le conoce, se produce con la ayuda de los rayos solares, con tan solo estar 20 minutos expuestos a él, con los brazos con manga corta para obtener la vitamina necesaria.
Para absorber la vitamina D, la piel tiene que estar sin filtro solar, ya que este bloquea su absorción, así que hay que programar a diario unos minutos al aire libre para contar con ella y luego regresar a casa y aplicar el protector solar.
Un apoyo para una vida ajetreada y sin los nutrientes básicos, son los suplementos y uno que nos han recomendado mucho es GNC CAL-MIL, auxiliar de vitaminas para los huesos tanto como tratamiento para deficiencias del calcio o como preventivo para la Osteoporosis.
Ah y antes de que termine, no hay que olvidarse de ejercitar el cuerpo, el movimiento que más te guste, pero hacerlo a diario por 20 minutos mínimo para lograr unos huesos sanos.