Google+ Followers

sábado, 1 de julio de 2017

Me gusto Little Black Dress

Ir a conocer una nueva fragancia femenina siempre es interesante, se lanzan nuevos perfumes a pasto, yo diría que un día sí y otro también. De estos solo sobreviven al lustro de vida, unos cuantos y son los que se consideran un éxito.

Muchos de los nuevos perfumes son resultado de  las tendencias olfativas del momento, de las nuevas técnicas de obtención de extractos y de las moléculas artificiales que ahora se suman a estas mezclas para obtener el aroma más original, diferente y llamativo.
Les comento esto, porque Avon nos invitó a conocer su fragancia femenina, Little Black Dress un nombre muy audaz tomando en cuenta que el título es referencia inmediata, a la creación que hiciera la visionaria de la moda Coco Chanel y por ende a sus aromas.

Y por otro lado porque no hace mucho tiempo Guerlain, 5 años, lanzo La Petite Robe Noire o sea el mismo nombre, pero en francés, disculpen lo obvio de este comentario pero no todos somos bilingües y mucho menos trilingües, en este mundo globalizado.
Así que de entrada sonaba súper interesante irlo a conocer, tanto que no importo que fuera uno de estos días en las lluvias hicieron el mayor de los caos en la ciudad, que a mí en lo particular no me impidió asistir.

El dress code era desde luego vestido negro, a mí se me olvido, pero estuvo bien porque se sentía frío. Llegar a lugar del evento fue una agradable sorpresa, elegantemente decorado y muy ad doc al lanzamiento, pero sobretodo muy cálido en un día lluvioso.

Y es aquí en donde lo mejor de la noche paso, tuvimos la oportunidad de conocer la esencia antes de la presentación, de rociarla sobre puños o cuello y la sorpresa fue muy agradable el aroma es una delicia, es un perfume floral oriental, ligero que se desarrolla con mucha fluidez sobre mi piel.

Hago referencia particular a mi piel, porque aunque suene extraño, los perfumes se perciben diferente en cada persona, esto debido al pH de cada quien.

La esencia es un floral oriental ligero con una salida de limón italiano, aderezado con ciruela negra y picante de Bayas Rosas, delicioso jugo atrapado en una botella de corte clásico transparente. Es precisamente Aislinn Derbez quien es el rostro de la esencia.
Cabe mencionar que la primera vez que Avon lanzo esta fragancia fue en el 2001, con un aroma totalmente distinto y desconozco si llego a México.