Google+ Followers

viernes, 30 de junio de 2017

Regresando a las andadas


Había dejado de escribir, porque me sentía agotada y repetitiva en los temas.

Desde hace ya varias décadas escribo sobre belleza, gracias a los medios en los que he trabajado he tenido la oportunidad de probar muchos productos en tiempos en los que los resultados sobre mi piel no se documentaban como ahora se hace.

Conocí hace años, muchos de los productos que ahora son icónicos, jajajajaja van a adivinar mi edad:

Huile Prodigieuse de Nuxe, cuando la marca llego por primera vez al país, junto con este aceite multi usos (uno de los pocos que si cumple con todas las aplicaciones que señala) que recientemente ha llegado a los 25 años de edad; y que paradojas de la vida, en este cumpleaños no estuve presente.

Meteorites de Guerlain un producto que marco un parte-aguas en la cosmética y que ha sido copiado por todas las marcas, las de lujo, las de prestigio, las de venta, directa y ahora más recientemente las on line, solo faltan las coreanas.

Touche Eclat de Yves Saint Laurent una verdadera joya del maquillaje un corrector en una presentación brillante de fácil aplicación y que se ha mantenido en el mercado precisamente por este motivo, su vanguardismo que lo hace vigente hoy en día.

Delineador para contorno de ojos de  Lancôme una  maravilla, el maquillaje de los párpados nunca ha vuelto a ser lo mismo, este producto facilito uno de los pasos más difíciles para darle color a los ojos.

Para mí fue un verdadero sueño, el primero que tuve me lo obsequió mi novio en ese entonces, y no lo había aún en México, así que tuve la primicia de utilizarlo. De ese tiempo a la fecha no solo ha cambiado de empaque sino de grosor de la punta para aplicarlo.

Y así podría irme con más productos divinos que han sido y serán únicos e irrepetibles entre el mar de lanzamientos que hay cada año en este terreno.

Pero la finalidad principal de este post es la de comentarles que ahora además de realizar las reseñas de eventos y notas de lanzamientos, voy a ir más allá (por fin, pensamiento para mi misma), voy a escribir post de corte más íntimo, más reflexivo.

E incluso voy a tener especialistas que nos compartan sus conocimientos en este espacio en temas que nos atañen particularmente a las mujeres de mi edad, las que ya estamos en el quinto piso.