Google+ Followers

lunes, 26 de septiembre de 2016

Un apapacho corporal

Debo confesar que no soy muy amiga de los aceites, son fórmulas que a mí en lo personal me resultan difíciles de manejar. Sé que en algunos casos son más efectivas que las cremas para hidratar, pero aún así no me han conquistado.

Sin embargo hay que reconocer que se han hecho de un lugar importante en la rutina de belleza de muchas mujeres, por sus ingredientes ricos en nutrientes y la forma en la que se deslizan con facilidad sobre la epidermis.

Un caso es Body Oil de Lullage cuya promesa es combatir imperfecciones, que van desde cicatrices hasta estrías en el cuerpo.

Otro de sus usos es el de contrarrestar manchas y el tono desigual de la piel, hasta lograr un balance natural, sobre todo si se aplica al término de la ducha, con lo que se absorbe rápidamente.


Este aceite seco es de fórmula ligera, que asegura que las vitaminas y extractos de aceites esenciales no se quedan en la superficie de la piel, penetrando y actuando de manera efectiva. 

Cuenta con  Vitaminas A y E Caléndula Rosa mosqueta Camomila Romero Lavanda.