Google+ Followers

viernes, 2 de septiembre de 2016

My Mutant Brain, el film de Kenzo


Las fragancias de Kenzo siempre han tenido un lugar especial en mí, no solo por lo inolvidable de sus estelas, sus envases bellos, y sus "bellísimas", así remarcado, historias fílmicas de promoción.
Por eso My Mutant Brain, como se titula el film del anuncio de su más reciente fragancia femenina, Kenzo World, me causa emociones encontradas, una de aplauso y otras de reprobación.
Es un corto protagonizado por la actriz y bailarina Margaret Qualley y dirigido por Spike Jonze.

No lo esperaba así, pero me ha sorprendido gratamente por el trabajo de la Qualley realmente extraordinario y la pieza musical impresionantemente llena de fuerza y que nos deja incapaces de no reaccionar ante ella.

Y por otro lado me ha desagradado porque se supone que es una mujer inspiradora que está haciendo las cosas y que muestra lo mejor de sí misma, y sinceramente en este punto difiero mucho.
Pero desde luego lo que menos me agrada es que en la mente no se te queda grabado el nombre de la fragancia y mucho menos que es para mujeres, uno se queda con la idea de que es una poción surrealista.

Y en este caso es tan sofisticada la idea o historia, que hay que explicarle al observador que significan todos esos movimientos convulsivos de la chica y porque atraviesa por un ojo, que ni aún hecho con flores suaviza un poco su presencia en la historia. Para luego caer en una ráfaga de pétalos y llegar a un envase frío y lejano.

Si lo que se trata es de vender e impactar que es la finalidad de los anuncios, en ese afán de lograr obras artísticas se olvidan de lo principal que es que el público lo reconozca y lo desee adquirir.

Yo que soy amante de los aromas frescos y que los dulces a veces me repelen y no se me antoja adquirirlos, la verdad imagino por la historia y el envase de la fragancia que es un aroma intenso, agresor y estridente.

Pero en fin, los invito a ver el vídeo y a expresar su opinión. Hasta el momento el que ha recibido todas las críticas, y sobre la fragancia ha habido muy pocas menciones.

Sígueme en @irmadelolmo