Google+ Followers

miércoles, 20 de julio de 2016

Apoyo a los niños para dormir



A veces uno cree lejana una situación como la que señala la cabeza de este post, pero yo les puedo contar que cuando mi hija era pequeña siempre requería de su almohada para dormir.

Esta almohadita tenía la cara de un oso y vino la primera de ellas (porque había que conseguir otra, cada que esta se desgastaba), en la tina que me regalaron en el baby shower previo a su nacimiento.

La adicción a ella fue accidental, un día que no podía dormir entre el año y medio y los dos años, su papá le acerco esta almohadita, ella la tomo con gusto y a partir de ahí fue su compañera inseparable años tras año.

Por ello no me sorprende que para algunos pequeños un peluche sea un excelente apoyo para conciliar el sueño, como lo comentan las especialistas de NEUROingenia.

Ya que la importancia del sueño, radica en que los niños que duermen mejor tienen un adecuado funcionamiento en todas las áreas y son menos propensos a problemas de comportamiento e irritabilidad.

Sus horas de descanso dependen de las actividades que realicen, en la etapa preescolar deben dormir es de 10 a 12 horas y para los adolescentes es de 8 a 10 horas de descanso.

Por ello en muchas ocasiones para los padres la hora de dormir es todo un reto, ya que los niños siempre quieren jugar por más tiempo, tienen miedo o simplemente desean seguir durmiendo a su lado.

Un oso de peluche entonces es una buena opción, los de Build-A-Bear pueden ser ideales, si se les utiliza como un puente entre la actividad diaria y la hora de dormir.

Se puede utilizar al oso como confidente y a través de él investigar el estado de ánimo, miedos, inquietudes, etc.  de los pequeños.

Sígueme en @irmadelolmo