Google+ Followers

miércoles, 27 de abril de 2016

Internet amigo y enemigo en el recreo

De las  245 mil escuelas en México en todos los niveles educativos, 84 mil cuentan con Internet, representando una cobertura de 34.42% según cifras del reporte “Principales Cifras del Sistema Educativo Nacional 2013-2014” de la Secretaria de Educación Pública.

Sin embargo no todos los aspectos del uso de Internet en las escuelas son positivos, también existen riesgos que deben ser mitigados, para gozar de los beneficios de su implementación en la educación sin correr riesgos.

Algunos de los aspectos negativos más graves y a los cuales se encuentran más expuestos nuestros internautas en horarios escolar son:

Distracciones en el aula a causa de las redes sociales durante clases, que es una de las problemáticas más comunes hoy en día, lo que provoca falta de comprensión de los temas explicados y por lo tanto una baja en el rendimiento académico.

Ciberbullying involucra actividades crueles con los demás  mediante el envío o publicación de material dañino u ofensivo.

Riesgos de abusadores al correr los jóvenes de ser enganchados por algún abusador sexual o una red de pornografía.

Acceso a información escrita, visual o auditiva no acorde a la edad de los menores, como pueden ser contenidos violentos, xenófobos, sectas de todo tipo y contenido pornográfico entre otros.

Pérdida de privacidad, sin ser consientes los estudiantes proporcionan información personal potencialmente peligrosa o dañina a extraños, la cual permanece y es accesible para cualquier persona en el mundo.

Adicción a Internet, con actividades como juegos en línea,  chat, juegos de azar, etc. por mencionar algunos, desembocando en falta de compromiso y rendimiento académico.

Uno de los objetivos primordiales de la iniciativa “Para un Internet Seguro” es concientizar a los jóvenes sobre estos riesgos en Internet y al mismo encender esa alarma y llamada de atención en maestros, directivos y padres de familia para que estén atentos a lo que consumen los más vulnerables de casa.

Sígueme en @irmadelolmo