Google+ Followers

martes, 19 de abril de 2016

Cirugía a los 40 ¿amiga o enemiga?

Hace algunos años era impensable que las mujeres en su cuarta década decidieran operarse los senos, levantarse los glúteos y respingarse la nariz. ¿Cómo para qué?, si ya estaban demasiado “viejas” para eso.

Pero hoy día, es muy común que  las mujeres de 40 y más,  decidan darse  una “manita de gato”, ahora es más fácil, ya que cuentan con recursos económicos propios para decidirse por un procedimiento estético rejuvenecedor o bien, para corregir alguna característica física que nunca les ha gustado.

Según, La Asociación Mexicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva (AMCPR), en México, se realizan 800 mil cirugías al año, colocando a nuestro  país en el tercer lugar mundial por número de cirugías plásticas, tan sólo debajo de Estados Unidos y Brasil.

Datos que dejan en evidencia un descontento e inconformidad con el físico, la falta de aceptación y una necesidad de cambio; renovarse no es el problema, el error es cuando suponen que  la cirugía es la solución a todos sus problemas, que con eso el reloj biológico se va a detener, instantáneamente regresándolas  a sus magníficos 20 años, pero desafortunadamente esto no funciona así.

Si las mujeres buscan en la cirugía plástica volverse más jóvenes, entonces están equivocándose de aliada. Pero si, por lo contrario, buscan mejorar su calidad de vida entonces están en con lo correcto.

La belleza de la mujer no la hace la cirugía sino la actitud ante la vida, los cuidados y la mentalidad ante los cambios que se nos presenten.

Si las mujeres se permiten ver más allá de una cara bonita y de un cuerpo perfecto, entonces aparecerá lo realmente valioso, ya que lo importante está en el interior. La belleza es efímera, la personalidad no.

Sígueme en @irmadelolmo