Google+ Followers

viernes, 26 de febrero de 2016

Hoy y siempre, The Little Black Dress

El negro sigue siendo un color elegante que adelgaza la figura y te da una presencia de bien vestir, en cualquier lugar a cualquier hora.
Y si lo portamos en un vestido es una apuesta segura de moda, sin importar el corte de la prenda, el largo o la textura de la tela.
No en balde ha trascendido a través de los años como uno de los básicos obligados en cualquier guardarropa femenino.

The Little black dress fue creado en el 1926 en un boceto de moda y de ahí a la fecha se ha convertido en un icono de moda que toda mujer debe tener.
La ventaja de esta prenda, es que ha sido adaptado acertadamente por las mejores marcas de diseñador.
Y desde luego de las líneas masivas, por lo que lo puedes encontrar en cualquier tienda departamental y boutique.
Con los accesorios adecuados este diseño que ha trascendido en el tiempo, puede tener un aspecto completamente diferente y convertirse en una prenda comodín.

Sus bondades tanto en diseño como en el tono permiten a las mujeres con mas curvas lucir esplendorosas en el.
Y si la personalidad de la mujer es sexy, igual hay opciones para lucir este atuendo con gran majestuosidad.
El pequeño vestido negro es un gran aliado. Ya decía André León Talley: es el zenit de la elegancia en el armario de cualquier mujer.

Sígueme en @irmadelolmo