Google+ Followers

sábado, 28 de noviembre de 2015

Cinco datos sobre las hormonas

Si eres de las mujeres que piensa que las hormonas son tus más grandes “enemigos”, porque afectan el funcionamiento y bienestar de tu cuerpo,  te tengo noticias: en realidad éstas son sustancias vitales para ti.

Es importante que sepas que las hormonas son las encargadas de transmitir información e instrucciones de un grupo de células a otras, por lo que tienen el poder de regular tu crecimiento, metabolismo, las diferentes funciones sexuales y reproductivas, e incluso tu estado de ánimo.

El grupo más importante de hormonas femeninas se encuentra en tus ovarios, que secretan progesterona y estrógenos, señala el Dr. Manuel Santoyo Haro.

Tanto la progesterona como los estrógenos son los responsables de que desarrolles tus características sexuales y reproductivas, pero además promueven otras funciones corporales.

A continuación te comparto algunas cosas que los estrógenos hacen por ti, por las que debes dejar de “satanizarlas”.

Primero: Los estrógenos promueven la pigmentación de tu piel durante toda la vida, principalmente en el área de los pezones y la región genital.

Segundo: Es durante la primera mitad del ciclo menstrual, los primeros 14 días, cuando tus ovarios producen más estrógenos, lo que te genera un estado de bienestar caracterizado por un nivel óptimo de energía, claridad de pensamiento, memoria aguda, capacidad de concentración y tu piel luce más tersa.

Tercero: Los estrógenos actúan sobre el metabolismo de tus huesos, por lo que impiden la pérdida de densidad mineral ósea y mantienen tu masa ósea sana.

Cuarto: tu cuerpo produce tres tipos de estrógenos: estrona, estriol y estradiol. El estradiol es el que se encarga de formar tu silueta, gracias a que distribuye la grasa corporal sobre todo en las caderas y senos.

Quinto: Con el paso de los años, tu cuerpo deja de producir estradiol, lo que deriva en la llegada del climaterio, principalmente la menopausia, y con ella síntomas como bochornos, irritabilidad e insomnio. Esto es natural, es un periodo de transición de la vida reproductiva a la no reproductiva.

En este sentido, y sobre todo si buscas prevenir un embarazo no planificado, existen muchas alternativas anticonceptivas que puedes consultar con tu especialista.

Los mejores son los que contienen el estrógeno (estradiol) similar al que produce tu organismo y a la progesterona que respeta los efectos benéficos de los estrógenos.


Con estos no se afecta el peso corporal, se logran periodos cortos y ligeros, y ciclos menstruales regulares (cada mes), previenes el cáncer de ovario y endometrio, enfermedades benignas de la mama, evitas un embarazo fuera de la matriz (ectópico), y alivias algunos síntomas de la perimenopausia.

Sígueme en @irmadelolmo