Google+ Followers

jueves, 9 de julio de 2015

Cologne Absolu de Atelier Cologne

Me encantan los aromas que cuentan historias, porque al olerlos evocas esas imágenes que le dieron origen.

Desde que conocí los perfumes de Annick Goutal  no había sentido que ninguna otra esencia tuviera la misma inspiración, hasta que hace unos días estuve en el lanzamiento de Atelier Cologne.

Fue precisamente uno de sus creadores Christophe Cervasel quien la presentó y nos hablo de la mancuerna creativa que ha formado con Sylvie Ganter quien es su esposa y socia en el negocio aromático.

Su historia amorosa, al igual que las esencias habla de sentimientos, cambios y emociones radicales que hacen que nazca algo nuevo y esencias renovadas.

Ellos formaron hace unos años esta nueva categoría de fragancias denominada Colonia Absoluta o Cologne Absolu con una fuerte concentración de aceites esenciales; y quiero decirles que a los medios invitados a la presentación nos encantaron.

Basta oler las notas de cada una de las referencias de sus colecciones para amarlas u odiarlas, si así de intenso es el efecto que crea en las personas. A mi particularmente en gustaron casi todas.

Y es importante decir que la percepción de algunas notas tradicionales como son los extractos de rosa o la vainilla bajo esta concentración y con la extracción diferente que ellos han logrado en las materias primas, hace un cambio interesante.

Con decirles que a mí que la vainilla siempre se me ha atorado olfativamente hablando, incluso ha sido una de las esencias causantes de desagradable sensaciones personales, me ha sorprendido con esta marca.


La colonia Vainille Insensée  me ha enamorado, y no a primera vista, sino a primer salida o percepción olfativa.

Aunque realmente mis preferidas fueron las de  cítricos como es Orange Sanguine de la colección Original y Mandarine Glaziale de la Colección Azur.

La gama de esencias de Atelier Cologne son 16 en total y se dividen en Original, Matiéres Absolues, Métal y Azur, esta última de venta exclusiva en Sephora en todo el mundo. Y en México se pueden encontrar también.
Sus costos oscilan entre 1900 y 2200 pesos.

Sígueme en @irmadelolmo