Google+ Followers

martes, 30 de diciembre de 2014

Respirando tranquilidad y bienestar

Es importante aromatizar los lugares, donde pasamos gran parte de nuestro tiempo. La aromaterapia nos brinda la oportunidad de rodearnos de olores gratos que permiten que nuestra mente este tranquila y relajada.

De los cinco sentidos, el del olfato es uno de los más desarrollados y tiene la capacidad de lograr remontarnos a sitios lejanos y a recuerdos inolvidables, su reacción se puede comparar con la imaginación que nos permite reavivar emociones.

Los extractos equilibran la mente y el cuerpo, pueden ser absorbidos por medio de la epidermis, el aparato digestivo y el respiratorio causando efectos tanto positivos con negativos en el aspecto psicológico de las personas.

Entre los aceites esenciales más conocidos para aromatizar una casa, habitación u oficina se encuentran: el pino, aleja el stress y la tensión; la lavanda que eleva el espíritu; el limón que es un excelente repelente de mosquitos, la especias quitan la tensión nerviosa; y la naranja que crea el deseo de dormir al tiempo que produce alegría.  

Según el Feng Shui, cuando se aromatiza un lugar siempre se tienen que elegir los puntos oscuros y las esquinas de las habitaciones, para incrementar la energía ya que el aroma que se rocíe afecta este flujo.

Desde luego existen muchas formas de aromatizar los espacios, desde las tradicionales velas, pasando por los difusores y el incienso hasta llegar a los perfumes para casa, todo depende del gusto personal.

E incluso los aromas se pueden adicionar diferentes artículos de la casa como son las prendas de cama, los saches para el closet o aromatizar la ropa a la hora de planchar.

Sígueme en @irmadelomo