Google+ Followers

sábado, 29 de noviembre de 2014

Mi splash Jean Nate

El splash es un efluvio que no se aprovecha como debería ser. Es un producto que favorece el estado de ánimo además de dejar en el cuerpo un aroma inigualable por mucho tiempo después de la ducha.

Hay miles en el mercado perfumero, pero uno que ha sobrevivido en el tiempo es el de Jean Nate, que a mi me encanta y uso a diario. Es la base aromática sobre la que aplico mi perfume.

Con su rico aroma a naranja, toronja, lima y limón, que deja una sensación de frescura que perdura durante el día y que combina a la perfección con cualquier otro aroma que se desee aplicar.

A continuación les doy algunos tips para optimizar esta loción en la vida diaria:

 En un difusor para dejar su aroma en todo la habitación.

 Vertiéndolo en un atomizador y rociando la esencia en toda la casa.

 En el área de trabajo funciona maravillosamente dejando una sensación de frescura.

Algunas gotas en el agua de la tina relaja maravillosamente bien.

Vertiéndolo en el spa de pies para refrescarlos.

Como apoyo de masaje aromático para piernas cansadas.

 Para el gimnasio se recomienda aplicar esta loción antes del ejercicio.

 Antes de dormir, se puede untar alrededor del cuello con un suave masaje, es bastante relajante.

Yo siempre adquiero el tamaño mas grande de 887 ml. que me dura por varios meses. 

El envase que esta en la foto, esta a punto de terminarse, por eso no luce amarillo, porque ya queda poco del jugo original.
Sígueme en @irmadelolmo