Google+ Followers

lunes, 17 de febrero de 2014

Axilas libres de irritación


Dolor, rasguños y enrojecimiento son algunos de los síntomas que ocasiona el depilarse las axilas y que pasa desapercibido por la mayoría de las jóvenes en todo el mundo.

La acción cotidiana de rasurar esta zona, para dejarla libre de vello superfluo ocasiona una irritación constate.

No es un  problema al que se le dé mucha atención ya que para nosotras las mujeres esta zona, se considera poco atractiva,  el  62% de las mexicanas así lo señalan, razón por la que no perciben el daño que ocasiona este procedimiento.

Especialistas de Dove han estudiado esta situación y han detectado el ciclo de irritación que se forma tras rasurar la axila y que empieza con una respuesta inflamatoria, causada por la eliminación de capas superiores de la piel.

Tras el rasurado se elimina un 36 por ciento del estrato córneo, causando daños físicos y eliminando la suavidad de la epidermis, disminuyendo la barrera natural de la piel y exponiéndola a agresiones externas.

La solución sencilla para combatir este problema, es la de ofrecer hidratación constante en la zona. 

El  Antitranspirante Dove además de evitar que tengas mal olor y que el sudor te haga pasar  malos momentos. 

Tiene un ¼ de crema en su fórmula, que  logra recuperar los niveles de humedad en la región gracias a sus agentes hidratantes como son el aceite de girasol y glicerina.

Ahora sí, ya sabes qué hacer,  cuando sientas estos malestares en las axilas.

Sígueme en @irmadelolmo