Google+ Followers

lunes, 30 de septiembre de 2013

Mitos y realidades del Cáncer de Mama



En ninguna enfermedad como en esta, la prevención que es el chequeo constante y en forma, logra salvar más vidas.

No es un cliché es una verdad inmensa, al realizarse exámenes mensuales en casa y  la revisión anual por medio de la mastografía evita diagnósticos tardíos y pérdidas irreparables.

Porque es importante comentar que el 80% de las mujeres que han desarrollado cáncer de mama, no tienen antecedentes familiares.

Por ello este post es para eliminar algunas ideas erróneas al  respecto.

Mito: El ginecólogo es el especialista de las glándulas mamarias.
Realidad: Para una vigilancia adecuada, detección oportuna y correcto tratamiento del Cáncer de Mama, se debe acudir con un oncólogo, se sospeche o no que se tenga cáncer.


Mito: El cáncer de mama se ha convertido en una epidemia entre las mujeres jóvenes.
Realidad: El 95% de los casos de cáncer de mama se producen en aquellas de 40 años o más. Más de 3/4 de los casos se presentan en mujeres de 50 años o más.

Mito: Los anti-transpirantes y los sostenes con alambre causan cáncer de mama.
Realidad: Ningún estudio ha demostrado que la utilización de anti-transpirantes o de algún tipo de sostén aumentan el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Mito: Los anticonceptivos hormonales causan Cáncer de Mama.
Realidad: Estudios demuestran que el uso de anticonceptivos hormonales, como la pastilla, no representan un riesgo para el Cáncer de Mama.  Sin embargo las mujeres que han padecido la enfermedad no deben consumir este tipo de anticonceptivos.

Mito: El cáncer de seno es hereditario.
Realidad: Lo hereditario es el gen. No significa que se va desarrollar el cáncer, pero sí se recomienda que las mujeres con historial familiar se realicen el estudio cada año.

Mito: Encontrar un bulto en el seno significa que se tiene cáncer de mama.
Realidad: Se puede tener una bolita o bulto en el seno sin necesidad de que sea cáncer. Hay muchos quistes fibradenoma, que se pueden palpar como bolitas o bultos y que al acudir a hacerse un estudio diagnóstico se encuentra que es benigno.

Mito: Tener cáncer de mama quiere decir que se extirpara el seno.
Realidad: NO NECESARIAMENTE. Cuando hay un tratamiento temprano con una tumorectomía, se puede garantizar la conservación del seno.

Mito: Si  el cáncer de mama se diagnostica en una etapa temprana es una sentencia de muerte.
Realidad: NO, Si se diagnostica  por los diferentes métodos en forma temprana, la esperanza de vida es mayor.

Mito: Duele mucho el hacerse una mamografía o eco de mama.
Realidad: Dependiendo de la paciente y su sensibilidad puede ser incomodo o doloroso, pero es menos doloroso que tener CANCER. Los mamógrafos modernos están diseñados para minimizar el grado de incomodidad, pero la compresión del seno resulta esencial para las mamografías de alta calidad. Como los senos pueden estar más sensibles antes o después de la menstruación, se debe programar el examen para otro momento.

Mito: Las mamografías son caras
Realidad: Existen grupos e instituciones donde se realizan mamografías de bajo costo, con aparatos de última generación.


La autoexploración y las mamografías son las herramientas más útiles para encontrar bultos sospechosos en los pechos. 

En general, la técnica de la mamografía facilita la detección de pequeños bultos, difíciles de predecir mediante la palpación de la mama. Este tipo de prueba debe repetirse.

Sígueme en @irmadelolmo