Google+ Followers

miércoles, 28 de agosto de 2013

Tips para vivir en equilibrio



A mí me encantan los consejos, sus gerencias y Tips que leo en revistas, escucho en la radio o veo en la televisión, donde se trata de incrementar la autoestima de la mujer.

Si bien es cierto que somos mucho más receptivas a este tipo de mensajes también es cierto que tendemos a creérnoslos mucho menos.

Por ello esta lista de cinco pasos para vivir en un estado de equilibrio y que me hicieran llegar los ejecutivos de Dove,  me parecieron sensacionales.

Sigue tus anhelos. Toma esa clase de pintura que siempre has querido,  date tiempo para terminar tus estudios o empezar un diplomado. Recuerda hacer un sondeo diario de tus necesidades ¿Cómo me siento? ¿Qué necesito?  Vale la pena hacerlo como una disciplina. Recuerda evitar los pretextos.

Perdona. Es sano permitirnos sentir el dolor y el enojo por la injusticia o el daño que recibimos. Darse tiempo para reconocer los sentimientos hace sanar las heridas, pero no te permitas vivir bajo la sombra del rencor. Piensa cómo sería tu vida si estuvieras libre de ese dolor. ¿Qué precio has pagado por ese enfado?

¡Disfruta tu belleza! Eres única e irrepetible. A veces nuestros juicios nos impiden ver la belleza que poseemos. Ve tu reflejo frente al espejo de forma objetiva y sin juicios. Hazte consciente de ese maravilloso cabello, o de esas manos tan elegantes y femeninas. Recuerda que la opinión más importante es la que tú piensas de ti misma, ya que eso es lo que reflejas a los demás.

Vive el ahora. Vivimos recordando el pasado o cuestionándonos el futuro, sin percatarnos de lo que está pasando en este momento. Date un respiro y percibe lo que hay a tu alrededor, usa tus sentidos, toca algo –cualquier cosa- escucha los sonidos que hay a tu alrededor sin juzgar, reconoce el lugar donde te encuentras. Si estás haciendo una actividad, concéntrate realmente en ella. Verás que los resultados serán sorprendentes.

Se  tolerante. Vivimos en un país lleno de diversidad, gozar y aprender de estas diferencias enriquece nuestra vida. Ponernos en los zapatos del otro nos ayuda a tener una visión más amplia y acertada que nos hace más solidarios con los demás. Entender al otro nos hace avanzar en conjunto, y ese es el inicio para mejorar y construir un bien común.

Y para finalizar esta serie de consejos, aquí una frase de una mujer reconocida mundialmente, Rigoberta Menchú: “Una mujer con imaginación es una mujer que no sólo sabe proyectar la vida de una familia, la de una sociedad, sino también el futuro de un milenio.”

Sígueme en @irmadelolmo