Google+ Followers

jueves, 25 de julio de 2013

Cuff Earrings…




No se tú,  como dice la canción que interpreta Luis Miguel, pero a mi esta accesorio me fascina. Creo que es sofisticado, vanguardista y permite traer en las orejas a unos animales que me fascinan las serpientes.

Es una tendencia que está entrando fuerte, como siempre, primero con las celebridades  y luego con todo nosotros simples mortales.

Su antecedente inmediato es del siglo pasado, pero hasta ahora se ha puesto tan en boga, antes era solo privilegio de algunos utilizarlos, claro ellos no sabían que tenían este privilegio, pero ahora se va a empezar a hacer popular.

Nos referimos desde luego a los Cuff Earrings que son pendientes para la oreja, pero a mí más me parecen aretes grandes que ocupan toda esta región, la envuelven, la abrazan y la hacen el punto focal de la cabeza.


Algunos cuentan con colgantes y otros tienen cadenas que unen su diseño con el del peinado. Estos últimos no los recomiendo por aquello de en alguna reunión o fiesta  uno se pueda atorar con alguna persona o un objeto.
Sus formas no solo son de serpientes son de lo mas diverso de acuerdo al gusto personal y al tamaño que se desee llevar.

En fechas recientes se han incluido en desfiles de grandes diseñadores como es Chanel y las marcas masivas han empezado a incorporarlos a sus colecciones de joyería para dar respuesta a la creciente demanda que empiezan a tener.

Se utiliza solo uno, en una oreja, la otra debe ir con un arete tradicional o menos llamativo.


¿Tú ya tienes el tuyo?


Sígueme en @irmadelolmo