Google+ Followers

lunes, 17 de junio de 2013

Skinny Bitch


Creo que no hay una sola plática de mujeres en donde no se escuche “estoy a dieta”, es una forma de vida para muchas, ya que  la imagen sigue siendo una parte fundamental en todos los campos.

Sin embargo también es frecuente oír en esas mismas conversaciones que se ha roto con el régimen alimenticio; tan solo me como este pequeño pedazo y espero que no pase nada;  o se me antojo tal o cual cosa.

La constante es el fracaso para mantener una disciplina que cuide el peso bajo, por la sencilla razón de que algunos alimentos  son verdaderamente adictivos sobre todo si contienen azúcar y grasa.

Pero ahora hay un libro que después de leer, les aseguro,  quedan pocas ganas de volver a ingerir esos deliciosos  manjares que nos dejan fuera de los pantalones ajustados que tanto nos gustan.

Se llama Skinny Bitch y está escrito por dos flacas que se dedican a aclarar porque no debemos consumir lácteos, porque la carne es mala para el organismo y porque los alimentos procesados no nos llevan más que tener unas hermosas llantitas.

Ella son Rory Freedman y Kim Barnouin quienes además de ser vegetarianas con sobrada razón, dan las miles de causas de porque se pierde una disciplina de alimentación sana.
Rory Freedman es una ex-agente de modelos para Ford Models y Kim Barnouin es una ex -modelo con un master en nutrición que actualmente hace asesorías a actores y atletas.

Ellas en un lenguaje bastante sencillo nos indican que comer para convertirte en forma definitiva en una “pinche” flaca envidiable,  pero no creas que te vas a morir de hambre, no en la nueva dieta se incluyen delicias que nos gustan,  como pizzas, hamburguesas y helado.

Hay un interesante capitulo que habla de cómo los alimentos contribuyen literalmente a matar, pudrir y descomponer la epidermis, porque es bien cierto lo que comemos sale a la piel, la vuelve saludable o le produce inflamaciones que avejentan.

Otro capítulo para mencionar es donde ponen a la mente a pensar en flaca, todo el día y a todas horas, porque nuestros pensamientos nos pueden ayudar o boicotear.

Te recomiendo esta lectura que además es bastante instructiva, estés o no a dieta es importante enterarte de esta información sobre los alimentos que consumimos a diario.

Y recuerda esta premisa: no puedes pretender estar delgas, si sigues comiendo las mismas porquerías de siempre.

Sígueme en @irmadelolmo