Google+ Followers

miércoles, 22 de mayo de 2013

Los zapatos de Ferragamo



Particularmente  nunca he sentido esa excesiva obsesión que poseen todas las mujeres por los zapatos, no sé si me falta un gen o que soy extremadamente practica y no requiero de muchos pares para vivir el día a día.
Sin embargo cuando vi la colección de zapatos de Salvatore Ferragamo para esta primavera/verano, sentí un intenso cosquilleo en mi alma por ser poseedora de algunos de sus modelos verdaderas obras de arquitectura, a disposición de los pies.
Una palabra define fácilmente esta colección sofisticación y modernidad. La mayoría de ellas inspiradas en el mundo ecuestre, en los que se conjugo excelente diseño y funcionalidad.
En muchos de los diseños se combinan a la perfección texturas naturales y destalles de metal, materiales crudos (que me encantan), colores neutros y detalles gráficos.
Las construcciones son complejas, como la sandalia ultra-plana, que utiliza los accesorios metálicos de la cabezada de un caballo para envolver el pie con bandas de napa suave atados por las hebillas que recuerdan bridas.
Entre las diferentes opciones que ofrece esta casa de lujo están las botas con punta abierta,  de verano, reinventadas en una gama sensual de botas-sandalias híbridas, ‘cuissardes’.
Una nueva visión de las sandalias que acentúan la pierna con el corte geométrico y cordones que se cruzan estilo ecuestre.
Los detalles son un punto de atracción en esta colección que se aplican al cuero, gamuza y napa, acompañados de accesorios metálicos especialmente tratados para dar la apariencia de desgaste natural y utilización.