Google+ Followers

viernes, 22 de marzo de 2013

Pleats Please de Issey Miyake




Cuando llego la primera fragancia de Issey Miyake a finales de los años 90’s para mi, fue descubrir un perfume del que me enamore perdidamente y por consiguiente lo compre, lo compre  y lo compre.

Entre los atractivos de la esencia no solo estaba el aroma que era fresco, ligero, sutil como a mí me gustan, sino que venía acompañado de toda una historia creativa.

Ahora Miyake nos vuelve a impactar con una esencia llena de referencias a sus creaciones de moda que lo han afianzado como el gran diseñador que es.

El nombre del perfume está relacionado con los plisados emblemáticos del creativo, que se pueden encontrar en más de 80 colores. 

Su gran acierto fue lograr una prenda personalizada de acuerdo al gusto de cada compradora, su éxito ha sido tal que a la fecha se han vendido 2 millones de piezas.

Mundialmente conocido como Pleats Please este famosa creación ahora se vuelve perfume y para recordarnos que es un homenaje a esta textura el tapón del frasco, es una réplica del plisado. 

La botella por su parte es una recreación del bolso Bao Bao, formado por piezas geométricas.

El atractivo del bolso es que se puede arrugar, apretar, doblar y siempre recupera su forma.

Incluso se desmonta para transportar con  facilidad. 

El jugo de la esencia es igual de asombroso que su envase, es una creación de Aurélien Guichard, quien armo un bouquet floral, ligero, con movimiento; es una esencia de felicidad y así me sentí, cuando la olfateé.

Tiene una salida fresca a base de pera y manzana; el corazón vibra con las notas sobresalientes de la peonía que es lo que yo capte al poco tiempo de olerla; y finaliza con dos extractos blancos ámbar y vainilla, que refuerzan el punto de inspiración del perfume, que es la luz.






La estructura olfativa es facetada para darle movimiento en su salida y permanencia sobre la piel. 

Pleats Please es la primer fragancia de diseñador de Issey Miyake.

Sígueme en @irmadelolmo